Los niños que en sus primeros años de vida se ven expuestos a una segunda lengua, desarrollan un bilingüismo natural. 

La ambientación y la recreación de ambientes bilingües hacen que la preparación para el aprendizaje del inglés sea mucho más fácil. 

Este proceso se desarrolla en el Jardín introduciendo a los niños al mundo del inglés mediante la enseñanza del vocabulario que en cada nivel se va ampliando y el manejo de comandos básicos de la vida diaria y cotidiana. Esta preparación y el desarrollo de estas habilidades necesarias para el manejo de una segunda lengua hará que el ingreso al colegio bilingüe sea un paso más en este proceso.

Siguenos
Siguenos
Siguenos